Alcalde Espíndola acusa de irresponsable anuncio de alimentos de Piñera: “a Arica nunca llegarán estas canastas”

22 de Mayo de 2020

499 visitas


Tras el anuncio del Presidente Piñera de distribución de 2,5 millones de canastas de alimentos para las familias más vulnerables y de clase media necesitadas, cientos de ariqueños se agolparon en el municipio exigiendo la entrega de esta ayuda. El problema en Arica se acrecienta, dado que, según denunció el alcalde Gerardo Espíndola, estas cajas no llegarán a este territorio, dado que se trata de recursos antiguos que ya fueron anunciados.

“Es una burla lo que el presidente hace con Arica. Este anuncio es un refrito de algo que ya estaba anunciado para la ciudad desde el mes de abril y que hoy lo maquilla con un nuevo nombre y bajo una figura de plan nacional”, explicó el jefe comunal. Quien calificó de irresponsable el anuncio, que además expuso a cientos de personas afuera del municipio pidiendo estas canastas que no llegarán.

En efecto, fue tras la conferencia de prensa realizada ayer por el intendente de la Región de Arica y Parinacota, Roberto Erpel, quien indicó que las cajas de mercadería comprometidas por el Presidente, son las mismas que hace más de 40 días ya fueron aprobadas por el Consejo Regional. Los dichos del jefe regional, causaron la molestia de distintas autoridades regionales, quienes calificaron como una vergüenza lo ocurrido con la región.

Espíndola acusó al Gobierno de falta de urgencia y nulas políticas sociales para garantizar a las familias el hacer y cumplir con su confinamiento. “No se trata de una acción asistencialista, sino que es una acción de salud pública y que para que sea efectiva, se deben dar condiciones mínimas para la subsistencia de las familias, como asegurar un ingreso que le permita comer y pagar sus necesidades básicas” afirmó.

Hoy Arica vive su primera semana después de un mes de cuarentena, con calles llenas de personas y con un alza en el número de contagios, que por dos días seguidos alcanza los dos dígitos. Para el jefe comunal, esto responde a una falta de planificación del gobierno con la cuarentena, donde las personas se han visto estranguladas en su economía y hoy deben salir a la calle para subsistir.

“Vemos filas de personas en las casas de empeño o compra de oro, vendiendo sus joyas, argollas de matrimonio o electrodomésticos para tener algo de dinero. Esas mismas filas, hoy son focos de contagio, que exponen a los más vulnerables y pondrán en jaque a nuestro sistema de salud las próximas semanas”, sentenció.