Publicado el 16 de jul, 2021

Alcalde Espíndola solicitó al Ministro de Educación destrabar problemática asociada a fondos FAEP

Una crucial reunión telemática sostuvo el alcalde Gerardo Espíndola Rojas con el ministro de educación, Raúl Figueroa Salas, oportunidad en la que fue solicitada la intervención del ministerio para permitir a la administración comunal poder rendir los Fondos de Apoyo a la Educación Pública (FAEP) invertidos en infraestructura escolar.

La controversia se remonta a los fondos del 2017, oportunidad en la que el municipio presentó y ejecutó obras para el mejoramiento principalmente de la educación en el sector rural, las cuales significaron una inversión de cerca de 270 millones de pesos. Sin embargo, al momento de rendir las iniciativas, este proceso no fue aceptado producto de la expiración del convenio.

Pese a que los dineros fueron pagados a las empresas ejecutoras, el Ministerio de Educación actualmente obliga a la Municipalidad a devolver los montos invertidos.

A esto se suma otro monto correspondiente a iniciativas cuyos expedientes de rendición se encuentran en desarrollo, que aún no se han cancelado debido a que las obras no han sido concluidas producto a demoras ocasionadas por situaciones externas como el estallido social y la pandemia.

Al respecto, el alcalde Gerardo Espíndola señaló que “el problema del primer caso es que, si no nos aceptan la rendición, nosotros ya pagamos. Por lo tanto, además de haber cancelado vamos a tener que devolver la plata al ministerio. Como no nos han aceptado la rendición, vamos a tener que devolver estas platas que ya pagamos. En el segundo caso, tenemos obras que están en pleno desarrollo y que las empresas no han podido concretar por las complejidades que vivió el país desde el 2019 en adelante”.

Esfuerzos en el traspaso

Desde el municipio argumentan que la demora en la rendición se debió a los procesos burocráticos estándares en cualquier obra, que significan un mínimo de seis meses para iniciar la ejecución. A esto se suma el cierre del DAEM, que obligó a que la administración comunal redireccionara esfuerzos en el traspaso de los establecimientos, el cual debía cumplir todos los requisitos necesarios.

El equipo DAEM se vio disminuido porque, en el fondo, perdimos al 60 por ciento de los funcionarios por más de seis meses. Además, vino el estallido social y la pandemia, lo que retrasó las obras que debían estar listas a enero del 2020”, enfatizó el jefe comunal.

La idea es poder contar con la venia del Mineduc para realizar la rendición correspondiente, subsanando una situación que, de otra forma, significará una merma considerable a las arcas municipales. Si bien desde la cartera de gobierno argumentan que la petición está fuera de plazos, desde el municipio apelan a que la solución está en aunar esfuerzos y trabajar en conjunto para lograr destrabar una situación que solo perjudica a la educación pública de Arica.

OTRAS NOTICIAS

Publicado el 1 de oct, 2021 .