Publicado el 23 de Jun, 2022

Municipalidad de Arica interpondrá querella por robo de cables del alumbrado de Luis Beretta Porcel

El alcalde de Arica, Gerardo Espíndola, llegó hasta la Tercera Comisaría de Carabineros para interponer una denuncia por el robo de 2.500 metros de cable del alumbrado público de la avenida Luis Beretta Porcel.

Un hecho que nuevamente afecta a miles de personas al mermar la luminosidad de una de las principales arterias de la comuna y que la Municipalidad estaba interviniendo, al reposicionar el cableado que había sido sustraído en delitos anteriores.

Lamentable, esto es inaceptable. Nuevamente roban cables del alumbrado público de Arica y nuevamente en Luis Beretta Porcel. Duró un día iluminada la avenida y ahora roban otro sector, más de 2.500 metros de cables. Agradezco la gestión y actuar de Carabineros que en esta oportunidad logró detener a dos hombres que estaban robando los cables”, señaló al respecto el jefe comunal.

El robo afectó Beretta Porcel desde Diego Portales hasta avenida Brasil, sector que se encontrará sin luz hasta que el Departamento de Iluminación pueda realizar los trabajos de remediación. En esta línea, es importante recalcar que el alto aumento de robo de cables que ha presentado la ciudad, ha provocado que la demanda de reposiciones supere el stock de cableado disponible, lo que obliga a realizar convenios de compra para contar con el material.

Esto no solo significa una serie de incomodidades para la comunidad, sino un gasto importante y no considerado por el municipio, que hoy requiere mayor cantidad de metros de cable de lo presupuestado para poder solucionar los cortes del servicio.

El alcalde Espíndola, junto con informar que toda la información será puesta a disposición de Fiscalía, enfatizó en la necesidad de hallar a quienes están pagando a los delincuentes por estos cables robados, quienes son igual de responsables por un problema que afecta a diferentes poblaciones de la comuna.

Ya está la denuncia, nosotros vamos a querellarnos contra estas personas para que se los persiga y también entregar los datos a la Fiscalía, a la unidad que está investigando esto para saber quiénes son los que compran, quiénes son los receptores de estos cables y quienes deben pagar las más altas condenas de la ley por el daño que generan a la comunidad”, sentenció.