El valle de Lluta resolvió sus dudas en torno al anteproyecto de Plan Regulador Comunal

08 de Mayo de 2019

129 visitas


Vecinos de Molinos, Valle Hermoso, La Ponderosa, y muchos otros sectores del lado norte y valle de Lluta, llegaron hasta la escuela G-20 de Poconchile para ser parte de la segunda Audiencia Pública realizada en el lugar.

Un diálogo que contó con más de 50 personas quienes escucharon atentamente la presentación realizada por la consultora Polis y el alcalde Gerardo Espíndola Rojas, y pudieron realizar sus consultas sobre los lugares contemplados con modificaciones dentro del anteproyecto del Plan Regulador Comunal.

“Vine porque quiero informarme, no estar ausente y ver realmente de qué se trata, si es para regularizar el pueblo. Es bueno, me impresionó cuando llegué porque no pensé que sería tan grande, pensé que sería algo pequeño”, señaló la vecina Marcela Zepeda.

Por su parte María Romero, presidenta de la Junta de Vecinos de Villa Frontera, indicó que “fui la primera vez cuando se hizo en el liceo Pablo Neruda. Nos importa mucho porque este Plan Regulador indica que nos expropiarán muchas parcelas para hacer carreteras, por eso el interés de nuestros vecinos y ver si tenemos preguntas positivas a nuestras preguntas”.

Una gran oportunidad

Los concejales Miriam Arenas y Jorge Mollo dijeron presente en la jornada realizada para las vecinas y vecinos del valle de Lluta, quienes destacaron la participación ciudadana y cómo estas instancias permiten debatir en torno a la discusión del cambio de Plan Regulador.

Al respecto, la concejala Arenas señaló que “creo que es súper importante en este proceso que estamos del Plan Regulador que la gente participe, para que después no griten ni digan que no hay participación cuando la ha habido y en diferentes lugares. Para eso son estas reuniones, para que la gente se informe, para que después digan sus desacuerdos y hagan preguntas de qué va a pasar con el valle”.

Mientras que el edil Mollo señaló que “destacar que esta propuesta de un seccional en el valle de Lluta, específicamente en Poconchile es una de las cosas más positivas que tiene el Plan Regulador, ya que reconoce este asentamiento como un área urbana, con la posibilidad de crecer y generar otros servicios a la comunidad”.