Publicado el 7 de abr, 2021

Humedal del Río Lluta rebosa de vida ante aumento de especies migratorias

Una verdadera luz de vida en medio de la tragedia que ha traído la pandemia ha sido la abundante vida que hoy prolifera en el Humedal del Río Lluta, santuario natural que ha incrementado su fauna producto de la disminución de tránsito peatonal por el borde costero y, especialmente, la ausencia de personas que acampaban o hacían fogatas en el lugar.

Flamencos chilenos, gaviotas de Franklin, pelicanos, pilpilenes, entre muchas otras aves. Las poblaciones de especies migratorias han llegado de manera más recurrente, ocupando extensos terrenos del Humedal ya sea para descansar de largos viajes realizados a través de la costa del Pacífico, o para colocar sus huevos que muchas veces se encontraban en latente riesgo con cosas tan simples como personas paseando a sus perros o vehículos estacionados en la arena.

El guardaparques de la Municipalidad de Arica, Camilo Vilches, explicó que, en lugares naturales como el humedal, la ausencia de público ha sido fundamental para un desarrollo más sostenible, que ha sido evidenciado ante el creciente número de aves que durante el verano han habitado la zona.

Nosotros trabajamos durante todos los días del año y hemos visto ciertos cambios. Por ejemplo, hay especies que se han tomado lugares más amplios. En esta época, con la bajada del río, la desembocadura cambia de forma, y hay especies que se trasladan hacia otros espacios, aunque han llegado en mayor cantidad y han demostrado una mayor tranquilidad ante la ausencia de personas”.

Cerca de 200 especies distintas pueden ser vistas a lo largo del año en el Humedal del Río Lluta, lo que transforma el lugar en el principal humedal costero del norte de Chile. Otras especies avistadas han sido dormilonas, garzas y playeros blancos.

Los humedales siempre han sido sitios de descanso para aves migratorias. Muchas de estas especies como el flamenco chileno, nidifican en el altiplano. Sin embargo, vienen a estos sectores buscando más alimentos, lo mismo ocurre con especies de gaviotas que vienen de Estados Unidos e incluso de Alaska”, señaló Vilches.

Actualmente, el terreno del Humedal del Río Lluta comprende 30 hectáreas de resguardo. Sin embargo, el Concejo Municipal aprobó aumentar el área de protección a 511 hectáreas, en el marco de la construcción del nuevo Plan Regulador Comunal. Para esto, fueron creadas zonas especiales de parque natural alrededor del humedal, medida que impedirá todo tipo de construcción en la zona.