Publicado el 7 de ago, 2021

Mesa técnica puso sobre la mesa las acciones necesarias para resguardar al Morro de Arica

Distintos organismos locales, encabezados por la Municipalidad de Arica, fueron parte de la primera mesa intersectorial para tratar las causas y consecuencias del severo daño que presenta el Morro de Arica; instancia generada tras el derrumbe ocurrido el pasado sábado 31 de julio.

El alcalde de Arica Gerardo Espíndola requirió a distintos organismos competentes ser parte del comité, acudiendo al llamado representantes de Onemi, Carabineros, Ejército, Bomberos, Sernageomin, Dirección de Vialidad del MOP, la Secplan y la Oficina Comunal de Emergencia.

La principal preocupación de los participantes es la inestabilidad que presenta el macizo, dañado producto de movimientos telúricos como los de 1604, 1868 y 1877; y por causas antrópicas como las explosiones hechas en la década del 60’ para extraer material rocoso, utilizado en la construcción del brazo de la ex isla El Alacrán y el puerto.

Si bien el gobierno regional ha invertido a través del MOP en medidas de mitigación, el alcalde Espíndola señaló que lo vivido la semana pasada no es más que una advertencia de una problemática histórica, que pone en riesgo la seguridad de los cientos de transeúntes que circulan por los faldeos del peñón.

No podemos esperar a que pase un desastre para reunirnos como organismos. Lo que pasó el fin de semana pasado es una advertencia, podemos presumir porqué ocurrió el derrumbe, pero no tenemos la certeza porque no hubo un factor apreciable como una lluvia o un sismo. Nosotros como Municipalidad adoptaremos las primeras medidas como la instalación de señaléticas y la revisión de la zona, mientras elevamos la discusión a los espacios que cuentan con los recursos que permitan la protección del macizo”, expresó el jefe comunal.

Corto y largo plazo

Medidas a corto y largo plazo fueron las planteadas por los organismos competentes, que apunten tanto a evitar accidentes fatales como a resguardar el monumento ariqueño. Además de la señalética para concientizar y educar a vecinos y turistas, el municipio apostará a realizar una vigilancia permanente en el sitio, sobre todo por las personas en situación de calle que tienden a pernoctar en las zonas de riesgos.

Otra alternativa que se debe estudiar a fondo es la entrega de permisos para actividades en los faldeos del Morro, lugar donde durante todo el año se producen actividades artísticas y culturales. Del lugar fue sacada una gruta con una Virgen instalada en antaño en plena planicie amenazada por derrumbes, a fin de evitar la presencia de público en el lugar, una medida que es contradictoria con las tradicionales aglomeraciones que se instalan en avenida San Martín.

Respecto al buen desempeño de la calle de mitigación al pie del macizo, el director regional de Sernageomin Alfredo Arriagada, expresó que “para este último evento que ocurrió el sábado pasado dio buen resultado, aun cuando este callejón no está limpio lo suficientemente. Si hubiésemos tenido una remoción en masa de gran escala, podría haber ocurrido que estas rocas rebotasen por las que ya están en el callejón y salir a la calzada”.

La mesa técnica, que funcionará como una instancia anexa al Plan Comunal de Emergencia, será desde ahora liderada por el Municipio, a través de Secplan y la Oficina Comunal de Emergencia. Dicho comité permitirá evaluar la evolución de la amenaza en torno al Morro, estableciendo acciones preventivas como la actualización de los estudios de riesgo existentes y el requerimiento de un fondo permanente para la mantención de las obras de mitigación.

 

 

OTRAS NOTICIAS

Publicado el 1 de oct, 2021 .