Publicado el 30 de ago, 2021

Acuerdan acciones para fortalecer la seguridad de los niños y niñas del sector rural de Arica

Un paso importante realizó este lunes la Mesa Intersectorial de Infancia Rural, instancia liderada por la Municipalidad de Arica que no sólo identificó las principales amenazas a las que están expuestas las familias que trabajan en los valles, sino que estableció las acciones que en el corto, mediano y largo plazo permitirán dar solución a un problema histórico de la comuna.

La mesa nació a raíz de los reiterados hechos fatales que afectan a niñas y niños en los valles de Arica, debido a la falta de medidas de seguridad en las parcelas donde sus padres laboran diariamente, situación en la que la gestión del alcalde Gerardo Espíndola busca adoptar un rol protagónico junto a los organismos estatales que regulan y fiscalizan esta materia.

Cuando nosotros partimos en el mes de abril con la primera mesa, fue a raíz de la muerte de un niño en el valle de Lluta y que significaba la tercera del año. Nos dijimos que no podíamos estar ausentes, le correspondiera o no a la Municipalidad, porque teníamos que hacernos cargo y dejar de ser cómplices de la ausencia del Estado frente a la muerte de niños que ocurren todos los años”, explicó en la oportunidad el jefe comunal.

El principal problema es la total ausencia de fiscalización ante las irregularidades en materia de protección, una falta grave que los empleadores del valle han cometido de manera sistemática y que ha significado la muerte de menores de edad.

A esto se suma el enorme número de población migrante que labora en el sector rural, quienes en su mayoría no cuentan con identificación ni contrato, siendo completamente invisibles para el estado chileno. Esto deriva en la vulneración normalizada y constante de sus derechos humano y laborales, realidad que debe ser erradicada.

Maciel Peña, encargada de la Oficina Comunal de la Infancia, expresó que “Como la gran mayoría está trabajando de manera irregular, las condiciones que tienen en el hogar que tienen habilitado son muy precarias. Hay mucho riesgo, no hay seguridad. Los factores de riesgo son numerosos, sumando los tratados en esta mesa como aquellos detectados por organismos como Carabineros”, señaló Maciel Peña, encargada de la Oficina Comunal de la Infancia”.

Como principales opciones, además de la permanente fiscalización en la zona, aparecen la búsqueda de líneas de financiamiento que permitan implementar cercos de protección o sistemas de salvataje en estanques de acumulación de agua. También es necesario el sumar apoyo parlamentario para desarrollar un proyecto de ley, herramienta que permita entregar las competencias para garantizar instalaciones de seguridad en los valles.

La Mesa Intersectorial de la Infancia Rural cuenta con la participación de la Municipalidad de Arica, Carabineros, la Dirección Regional del Trabajo, la Subsecretaría de la Niñez, la Oficina de Protección de Derechos, entre otros organismos.

 

OTRAS NOTICIAS

Publicado el 1 de oct, 2021 .